Despertar al poder creador

Las creaciones en todas sus formas comienzan dentro nuestro

El útero es un órgano realmente pequeño, cabe en la palma de tu mano. Es el único músculo que tiene la capacidad de expandirse hasta 10 veces su propio tamaño -al momento de gestar- y soportar hasta 150 veces su propio peso, ningún otro músculo puede cargar tanto peso, lo que lo hace tremendamente fuerte y elástico.
Es especial y mágico y por eso en él, se germina la semilla de la vida, crece, se desarrolla y es parida al mundo a través nuestro.
Cómo mujeres, conocemos esta posibilidad que nos regala la naturaleza mamífera de -embarazarnos, gestar, parir y criar hijos-.
Y también, de la misma manera que lo hacemos con nuestros hijos humanos, tenemos la posibilidad de «embarazarnos» de nuestros hijos creativos, dando luz a nuestros proyectos, emprendimientos y creaciones.
Para ésto, es súper importante reconocer nuestro Poder Creador.
Ese, que a lo largo de muchas generaciones estuvo relegado únicamente a la procreación de hijos.

¿Cómo despertamos nuestra matriz para crear todo lo que deseamos en nuestra vida? ¿Cómo sanamos años de haber relegado nuestro ser Mujer Creadora en su completitud?

Despertar nuestra matriz, implica contactar con el placer, el disfrute, el gozo por la vida. Reconocer la potencia que vive en nuestro útero. Enamorarnos de nosotras mismas y en esa danza, hacernos el amor -integrando nuestro lado femenino y masculino-.
Esta Alquimia que se produce en nuestro interior, encendiendo y avivando el fuego de la creación, nos regala la posibilidad de embarazarnos de nuestros deseos y sueños, nuestros anhelos más profundos. El masculino integrado, nos brinda la determinación para accionar, hacer y manifestar; y el femenino nos regala la posibilidad de que éstas creaciones sean amorosas con el medioambiente, respetando los ritmos de PachaMama, que son los mismos que los nuestros.

Luego de una gestación, llega el momento del parto y luego de sostener y nutrir. De esta forma nos convertimos en Madre de nuestros proyectos, cuidándolos, alimentándolos, viéndolos crecer -como a un hijo más-.
Muchas veces nos encontramos con trabas o resistencias en alguno de estos tres momentos -al momento de quedar embarazada, parir o maternar- emergen heridas que nos entorpecen el proceso, mostrándonos aquello que necesitamos revisar en nosotras.

Hay mujeres que les cuesta embarazarse, encontrar el qué.
Hay otras mujeres que encuentran dificultad al momento de maternar, nutrir y sostener sus proyectos.
He acompañado mujeres con mucho potencial creador pero escaso poder de sostén. De nada sirve crear, si no podemos acompañar luego a lo largo del tiempo.

Es necesario mirarnos a nosotras mismas y caminarnos para así, conocernos. Descubrir qué partes necesitamos iluminar, para dar lugar a una mujer integrada.
Esta labor profunda, lleva a un enorme reconocimiento de quienes estamos siendo y en quien deseamos convertirnos, para ser canales del amor verdadero y transitar este tiempo con paciencia, calma y disfrute nutriéndose de autocuidado y escucha.

La Nueva Tierra precisa que despertemos para que traigamos Luz a través de nuestra matriz útero-corazón enlazados en un mismo latir. Imagínense que si como Mujeres despertamos, tenemos la posibilidad de cambiar el mundo, recuperar nuestro propio ritmo, ciclar en consciencia de que somos parte de la Naturaleza, agudizar la escucha para entender lo que la Tierra necesita y encarnar el Amor comenzando el viaje en nuestro útero.

¿Por dónde empezar?

  • Regalarte momentos de conexión profunda, instantes de integración con vos misma, donde aquietar la mente, detener el movimiento y la conversación para habilitar la propia escucha, dialogando con el sentir del propio cuerpo.
  • Generar espacios de reconocimiento de tu útero, percibiendo su latir, brindándole calor y también acariciando tus zonas erógenas para despertar el placer, utilizando aceites y esencias.
  • Realizar un recorrido por tus creaciones y proyectos, para identificar en qué momento del proceso encontras alguna herida, ahí poner el foco. Cuando miramos, lo que no fue visto antes, la información comienza a aparecer.
  • Tomar contacto con la Naturaleza, sincronizando con su ritmo. Escuchar a los elementales y observar las estaciones. Conectar con la luna.

Y desde ya que sepas, que estoy para acompañarte en ese camino,
cuando quieras transitarlo

Flora Maistrello
Terapeuta y Educadora Menstrual

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
mood_bad
  • Sin comentarios aún.
  • Hacer un comenario

    Redes Revista Zonal

    Redes Revista Zonal Sierras

    Más Populares

    Categorias

    Suscripción

    Suscribite a nuestra Revista Mensual

    No hemos podido validar su suscripción.
    Se ha realizado su suscripción a Revista Zonal.

    Suscríbase a nuestro newsletter para recibir nuestras novedades y futuras ediciones de la Revista en su bandeja de entrada.

    Revista Zonal

    Notas Relacionadas

    Despertar al poder creador

    Las creaciones en todas sus formas comienzan dentro nuestro El útero es un órgano realmente pequeño, cabe en la palma de tu mano. Es el

    ¿Y si tocas fondo?

    ¿Y si te hundís en la más profunda decepción de tu vida?¿Qué crees qué pasaría? A todos en algún momento nos atravesó la vida. Nos